Los (no) 10 cuentarios señeros mexicanos

Por Luis Felipe Lomelí

Hoy día impera la novela -nos dicen, luego de repetir por décadas que la novela había muerto (una y otra vez). Que el cuento es un arte menor -repiten, influidos tal vez por el mantra estadounidense: that quest for the great American novel. Que la mejor narrativa de un país está en sus novelas -insisten, quién sabe por qué.

Así que se me ocurrió preguntar en redes sociales cuáles serían los 10 cuentarios señeros de la literatura mexicana. Resultaron más de 60 autores y títulos: 7 para el siglo XIX, 40 publicados en el siglo XX por autores ya fallecidos y 17 por autores vivos nacidos antes de 1970 (varios fueron mencionados pero preferí, por la proximidad, no incluirlos).

En algunos casos el debate se centró en cuál era el mejor libro de un cuentista (por ejemplo, Eduardo Antonio Parra), opté por mencionar alguno más o menos al azar pues muchas veces no hubo mayoría de votos. En otros casos, no se cuenta con un título señero aunque el autor sí lo sea,ya sea porque los libros se consideran irregulares o porque (en el caso del s.XIX) no necesariamente se publicaron los cuentos como libro en vida.

Más aún, con algunos autores hubo intersubjetividad -sí, debe de estar, cómo no-; con otros, denuncia a partir de criterios extraliterarios o su revés: la inclusión a partir de criterios extraliterarios o la búsqueda del rescate de un título poco conocido.

Lo que más o menos es claro en esta lista que no es ni académica ni exhaustiva es que se puede observar un desplazamiento del centro, de la Ciudad de México y sus alrededores, durante el siglo XIX hacia las periferias durante el siglo XX y, en particular, hacia el norte del país: Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Durango, Sinaloa, Baja California. También vale la pena notar la ausencia de ciertos estados: Quintana Roo, Oaxaca, Tlaxcala, Baja California Sur, Guerrero, Tabasco… Casi todos estados del centro y sur del país. ¿Se debe esto a la infraestructura cultural?, ¿a la tradición literaria local?, ¿a las «mafias» y redes de promoción?

A partir de esta lista, ¿se podría construir otra de los 10 títulos señeros (particulares de un territorio, aquellos que pudieran resumir la cuentística mexicana? ¿Habría que subdividir la lista: 10 títulos reconocidos y 10 títulos «raros» que tendrían que incluirse?

¿Usted cuáles incluiría para quedarse con sólo 10, en el primer caso, o 20, en el segundo?

Siglo XIX

  1. Cuentos frágiles, Manuel Gutiérrez Nájera (Ciudad de México).
  2. Cuentos del general, Vicente Riva Palacio (Ciudad de México).
  3. Asfódelos, Bernardo Couto Castillo (Ciudad de México).
  4. Lanchitas, José María Roa Bárcena (Veracruz).
  5. Ángel de Campo «Micrós» (Ciudad de México).
  6. La vida y los mineros, Pedro Castera (Ciudad de México).
  7. Ignacio Rodríguez Galván (Hidalgo).
  8. Amado Nervo (Nayarit, aunque publicó en el s. XX).

Siglo XX (autores fallecidos)

  1. El llano en llamas, Juan Rulfo (Jalisco).
  2. Confabulario, Juan José Arreola (Jalisco).
  3. El diosero, Francisco Rojas González (Jalisco).
  4. Que me maten de una vez. Cuentos completos, Rafael F. Muñoz (Chihuahua).
  5. La semana de colores, Elena Garro (Puebla).
  6. La señal, Inés Arredondo (Sinaloa).
  7. Cartucho, Nellie Campobello (Durango).
  8. Ensayos y poemas, Julio Torri (Coahuila).
  9. Dios en la tierra, José Revueltas (Durango).
  10. Los días enmascarados, Carlos Fuentes (Panamá-Veracruz).
  11. Tachas, Efrén Hernández (Guanajuato).
  12. La ley de Herodes, Jorge Ibargüengoitia (Guanajuato).
  13. La muerte tiene permiso, Edmundo Valadés (Sonora).
  14. El gato y otros cuentos, Juan García Ponce (Yucatán).
  15. Una violeta de más: cuentos fantásticos, Francisco Tario (Ciudad de México).
  16. Cuentos macabros, Alejandro Cuevas (Ciudad de México).
  17. Asalto nocturno, Eraclio Zepeda (Chiapas).
  18. Los viernes de Lautaro, Jesús Gardea (Chihuahua).
  19. Antes del silencio, Guadalupe Dueñas (Jalisco).
  20. El principio del placer, José Emilio Pacheco (Ciudad de México).
  21. Duermevelas, Adela Fernández (Ciudad de México).
  22. Ese modo que colma, Daniel Sada (Baja California-Coahuila).
  23. Las fauces del abismo, Ignacio Padilla (Ciudad de México).
  24. El Rayo Macoy, Rafael Ramírez Heredia (Tamaulipas).
  25. Paseo de mentiras e incidentes melódicos del mundo irracional, Juan de la Cabada (Campeche).
  26. La mujer de la gabardina roja, Guillermo Samperio (Ciudad de México).
  27. En diferentes mundos, Rafael Bernal (Ciudad de México).
  28. Canasta de cuentos mexicanos, B. Traven (adoptado como mexicano).
  29. La oveja negra y demás fábulas, de Augusto Monterroso (adoptado como mexicano).
  30. Narda o el verano, Salvador Elizondo (Ciudad de México).
  31. Archipiélago de Mujeres, Agustín Yáñez (Jalisco).
  32. Prostíbulos, Pedro F. Miret (España-Ciduad de México).
  33. Alebrijes, Gerardo Deniz (España-Ciudad de México).
  34. Cuentos herejes, María Elvira Bermúdez (Durango).
  35. Cuentos a la deriva, Esther Seligson (Ciudad de México).
  36. Cuentos, Ricardo Garibay (Hidalgo).
  37. Álbum de familia, Rosario Castellanos (Ciduad de México-Chiapas).
  38. El rey criollo, Parménides García Saldaña (Veracruz).
  39. Juan Pérez Jolote, Ricardo Pozas (Ciudad de México).
  40. Cuentos, Alfonso Reyes (Nuevo León).

Siglo XX (autores vivos)

  1. Los límites de la noche, Eduardo Antonio Parra (Guanajuato-Nuevo León).
  2. Tiempo destrozado, Amparo Dávila (Zacatecas).
  3. Los sueños de la bella durmiente, Emiliano González (Ciudad de México).
  4. Laredo Song, Joaquín Hurtado (Nuevo León).
  5. Historias de Lontananza, David Toscana (Nuevo León).
  6. Birmania, Pablo Soler Frost (Ciudad de México).
  7. En el lugar del corazón, Juan Tovar (Puebla).
  8. Osgarmógrafo, Enrique Serna (Ciudad de México).
  9. Instrucciones para cruzar la frontera, Luis Humberto Crosthwaite (Baja California).
  10. La casa pierde, Juan Villoro (Ciudad de México).
  11. Cuentos héticos, Francisco Hinojosa (Ciudad de México).
  12. Ésta y otras ciudades, Patricia Laurent Kullick (Nuevo León).
  13. El Güilo Mentiras, Dámaso Murúa (Sinaloa).
  14. Todos los hombres son románticos, Héctor Manjarrez (Ciudad de México).
  15. La tumba india, José de la Colina (España-Ciudad de México).
  16. Cuentos completos, José Agustín (Jalisco -y otros).
  17. Vals de Mefisto, Sergio Pitol (Puebla-Veracruz).
Anuncio publicitario

4 comentarios en “Los (no) 10 cuentarios señeros mexicanos

  1. Me da gusto ver que algunos de los que mencioné aparecen por acá. Ahora sí pongo algunos más recientes cuya cercanía podría crear cierta polémica, que no pueden ser considerados clásicos aún o lo que se quiera, pero me parecen de gran calidad.
    Estos son los días, de Alberto Chimal.
    Los niños de paja, de Bernardo Esquinca.
    La noche caníbal, de Luis Jorge Boone.
    Lejos del noise, de Rafael Saavedra.
    La Biblia Vaquera, de Carlos Velázquez.
    Cocaína, manual del usuario, de Julián Hebert.
    Y algunos que solo ubicó por el nombre del autor serían los de Vicente Alfonso y José Luis Zárate.

    Ahora bien, ya metiendo de más la cuchara para raspar la cazuela mencionaré a algunos de mi generación, sobre todo hidalguenses, que espero que den de que hablar en el futuro.
    Metástasis McFly, de Pedro J. Acuña (Toluca-CDMX). Las Furias, de Diego Castillo Quintero. No verás el alba, de Julio Romano. Teoría de la precipitación, de Alfonso Valencia. Yo no me llamo Manuel, de José Manuel Ríos Guerra. Y A ras de lona, de Óscar Baños Huerta (todos hidalguenses y, por desgracia, solo conseguibles en Pachuca, y sólo a veces, ni hablar).

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s